Ciren en la Prensa

18 / 07 / 2019

Columna de opinión: “Enfrentar el cambio climático: Desafío de todos”

Ciren en la Prensa

Por:  Félix Viveros Díaz, Director Ejecutivo de CIREN

«Si conoces al enemigo y a ti mismo, tu victoria será segura; si conoces el Cielo y conoces la Tierra, puedes lograr que tu victoria sea completa»  Sun Tzu, El arte de la guerra.

La sociedad contemporánea enfrenta una nueva forma de conflicto, que a la vez involucra grandes desafíos. Tal vez estemos ante el principal y más importante problema de los tiempos modernos; el cambio climático amenaza a nuestro planeta, y lo más grave es que esta situación ha sido generada precisamente por quienes habitamos la tierra. 

Hoy estamos en una lucha silenciosa con un planeta desgastado y herido. En medio de un conflicto severo al que la humanidad se ve enfrentada y que debemos asumir con coraje y decisión. Nuestro mundo durante años nos dio señales para que despertáramos de una grave inconciencia.  Lamentablemente y a pesar de los datos, aún hay quienes continúan durmiendo, mientras otros, donde me incluyo, creen que hay que enfrenar el tema con fuerza y coraje, declarando la guerra a la contaminación de todo tipo y adoptando decisiones radicales para detener su avance y recuperar lo que hemos perdido.

Según la FAO, unos 122 millones de personas en todo el mundo, podrían vivir en condiciones de extrema pobreza para el 2030 como consecuencia del cambio climático. Sus repercusiones en los ingresos de los agricultores en pequeña escala serán devastadores.  En Chile desde hace 50 años han ido disminuyendo las precipitaciones en la zona central a un ritmo de 5% por década. Los modelos proyectan una importante merma en las lluvias, desde la cuenca de Copiapó hasta la cuenca de Aysén para el período 2020-2050, lo que, sumado a la fata de capacidad de acumulación de aguas y a la inconciencia ciudadana, podría traer devastadoras consecuencias para el Chile del futuro. 

Durante años la agricultura y los sistemas alimentarios fueron parte de la causa del problema. La sobrexplotación y el uso de agroquímicos en los últimos 100 años han ocasionado la pérdida o disminución de las funciones productivas, fisiológicas, culturales y ecológicas del suelo. El 49,1% del territorio nacional presenta algún grado de erosión. Se espera que en próximo trienio existan los recursos necesarios para actualizar el mapa de la erosión en Chile, pues solo disponiendo de aquella información será posible emprender los caminos necesarios para recuperar los suelos perdidos y avanzar en este ámbito en la guerra contra el cambio climático. 

Para ganar esta ofensiva, debemos superar primeramente nuestros propios conflictos para no continuar afectando el hábitat que nos cobija.  No podemos dejar que la amenaza se transforme en una triste realidad. Conocimiento, Innovación y Cambio son tres conceptos fundamentales que permitirán derrotar a gran parte de aquello que amenaza a nuestro planeta.

Conocimiento

En febrero de este año los habitantes de la pequeña localidad de Quisma, vieron perturbada la tranquilidad de una calurosa tarde de verano con una fuerte lluvia que dio paso a la reactivación del Salto de Pica, una cascada de más de 60 metros de alto que por más de una década permaneció seca. La llegada sorpresiva del agua más que una buena noticia, generó una emergencia y un daño agrícola importante. 

Lamentablemente y lo más probable, es que esta lluvia estacional vuelva a repetirse el próximo verano y con mayor intensidad. ¿Cómo actuar ante tan inesperados fenómenos?

En el Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN, estamos en la actualidad trabajando en un proyecto sobre zonificación de riesgos en la región de Tarapacá con el objetivo identificar las zonas con alto potencial de riesgo de incidencia de inundaciones y remoción en masa. La información, permitirá conocer los puntos vulnerables y establecer una adecuada planificación y ordenamiento territorial. El proyecto financiado por el Gobierno Regional, debiera ser un ejemplo para replicar en otros sectores del país, donde el impacto del cambio climático ha repercutido en el desarrollo económico y geográfico.

Innovación

En el ultimo tiempo, la comuna de Putaendo y gran parte de la zona cordillera de la Región de Valparaíso, están enfrentando una dramática disminución de precipitaciones. Cerca de 400 familias han tenido que enfrentar la muerte de sus animales por la escasez de alimento. Una situación que también se vivió en el 2018 y que probablemente continuará el 2020 y sucesivamente. ¿Como enfrentar una situación de estas características?

El valle verde por el que alguna vez caminó O”Higgins al cruzar la cordillera, es muy difícil que vuelva a ser el mismo de antaño. Estudios meteorológicos señalan que en 45 años más, el clima de aquellas zonas será muy similar al de ciudades como Marraquesh en Marruecos. Ante esta situación, claramente cultivos con grandes necesidades de agua como la palta que abarcan más del 30% de la cuenca del Aconcagua, deberán reconvertirse y diversificarse.  El llamado es a innovar, sin esperar que aumente la catástrofe pues ello sería el peor camino. 

En CIREN, estamos en la actualidad levantando, con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, un proyecto que busca dar respuesta al actual escenario de incertidumbre agroclimática que presenta la cuenca del río Aconcagua. Por medio de modelos de proyección de cambio climático existentes, se busca ajustar los datos disponibles a los valles productivos. Ello permitirá modelar el comportamiento climático de la cuenca, con el fin de proyectar las posibilidades de explotación agrícola dentro de un horizonte proyectado a 15, 30 y 45 años, concentrándose especialmente en la actividad frutícola, lo que permitirá simular las posibles reconversiones de cultivos, de acuerdo con las futuras condiciones climáticas, teniendo siempre a vista la sustentabilidad de los recursos agua, suelo y la rentabilidad de los cultivos en el largo plazo.

Cambio

Es claro que, de continuar en camino de la pasividad frente al cambio climático, estaremos avanzando hacia un precipicio de enormes dimensiones. Existen muchas buenas ideas que van de la mano de cambio para enfrentar los nuevos desafíos a los que la naturaleza nos convoca. Recientemente CIREN fue reconocido por INNOVAGRO, organización internacional de las agriculturas de las Américas. El proyecto que zonificó la aptitud productiva de hortalizas, frutales mayores y menores, de interés económico para la Región del Biobío, tuvo por finalidad diseñar un plan estratégico de adaptación al cambio climático, adscrito a la Estrategia Regional de Desarrollo vigente (2015-2030). 

La información proporcionada por este estudio permitirá a los productores e inversionistas tomar decisiones respecto de dónde producir cada especie, en función de las zonas geográficas actuales y futuras óptimas para la producción de las mismas; asimismo permitirá prever la factibilidad técnica de continuar con la especie de interés y/o el rubro en función de los escenarios climáticos futuros.

El estratega militar y filósofo de la antigua China, Sun Tzu, ha sido un profeta y un gran maestro, pues solo conociendo a nuestro contrincante, podremos tener una victoria segura. Sólo adelantándonos a la catástrofe, podremos controlarla. El Cambio Climático existe; no esperemos que las futuras generaciones hagan lo que hoy nosotros tenemos la obligación de asumir.

Facebooktwitterlinkedinmail
CONTACTO