Actualidad

18 / 12 / 2017

Más conocimiento acerca del hoy y el futuro de la hortofruticultura del Biobío

Actualidad

Ciren entrega detalle de 17 especies priorizadas, en base a los cambios que enfrentarán según cambio climático, los cuales que puede ser todo un desafío y/o una oportunidad regional.

Hace pocos días, en dependencia de Inia Quilamapu (Chillán), profesionales del Centro de Información de Recursos Naturales (Ciren), dieron a conocer los principales resultados arrojados del proyecto “Modelo de adaptación al cambio climático por medio de la zonificación de aptitud productiva de especies hortofrutícolas priorizadas en la Región del Biobío”, el cual concluyó después de 2 años de trabajo.

Su objetivo principal fue aportar con información para identificar las zonas edafoclimáticas homogéneas, actuales y futuras, que sean óptimas para la producción de 17 especies priorizadas en la región, con el fin que la ciudadanía conozca sus proyecciones y escenario hortofrutícola hasta 2030.

Especies Frutales Especies Hortícolas
Arándano Espárragos
Frambuesa Papa
Cerezo Tomate
Avellano Europeo Quínoa
Vid Poroto verde
Frutilla Grupo Arveja / Haba
Manzano Lechuga
Nogal
 Brocoli

 

El estudio contó con la Seremi de Agricultura de la Región del Biobío como mandante y el financiamiento de Corfo gracias a los concursos de Bienes Públicos Estratégicos para la Competitividad. Además tuvo como co-ejecutor al Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA–Quilamapu, y como colaboradores a AGRIMED.

“Con este proyecto tenemos una panorámica de los efectos del cambio climático en aquellas especies con mayor dinamismo y más impacto en la economía agrícola regional. Esto es estratégico para Ñuble y Biobío, es una fuente de referencia para los agricultores, académicos y profesionales del agro. Es un avance para construir un camino hacia una mejor gestión”, señaló el seremi de Agricultura de la Región del Biobío, Rodrigo García.

Por esto, hubo difusión y capacitación regional a agricultores y socios de las diversas asociaciones agrícolas de la zona. “Queremos que los productores y el mundo agrícola, conozcan en detalle las especies priorizadas, en función de las zonas geográficas actuales y óptimas para la producción de ellas. Así puedan prever la factibilidad técnica de continuar con la especie de interés y/o el rubro en el futuro de acuerdo a los escenarios climáticos que se vislumbran”, señaló el director de Ciren, Juan Pablo López Aguilera.

 

 

Conozca los resultados del proyecto Atlas de zonificación, manuales técnicos económicos por especies y visualizador SIG

El cambio climático puede ser una amenaza, pero también se puede transformar en un desafío para ampliar las opciones productivas, especialmente de fruticultura. La Región del Biobío puede tomar una posición privilegiada como puente agroindustrial,de un norte hiperespecializado y un sur húmedo que diversificará su producción, debido a las ventajas competitivas que crea la regulación oceánica de nuestros climas, aseveró el experto en bioclimatología y docente de la Universidad de Chile, Fernando Santibáñez.

Por esto el trabajo realizado por Ciren contempló la entrega a la ciudadanía de los siguientes productos de libre acceso y ubicables en www.ciren.cl y bibliotecadigital.ciren.cl

Atlas de Zonificación: Compuesto por tres tipos de mapas cartográficos para 17 especies hortofrutícolas.

  • Zonificación climática de aptitud productiva línea base, es decir aptitud actual, y proyección al 2030.
  • Zonificación por suelos de los cultivos hortofrutícolas que integra atributos como drenaje, pedregosidad, pendiente, pH, profundidad y textura.
  • Zonificación por aptitud de suelo y clima actual proyectados al 2030.

Otro producto que ayudará a los productores son los manuales técnicos productivos y económicos de todas las frutas y hortalizas estudiadas, proyectadas hasta 2030,

Quienes deseen interiorizarse más pueden acceder a un visualizador SIG (Sistema de Información Geográfica): Programa descargable que funciona como un atlas digital, con la información de zonificación de aptitud productiva de especies, con parámetros de clima, suelo y aptitud edafoclimática, el que opera en cualquier sistema operativo, es rápido de descargar y no requiere conexión a internet para su uso.

Este trabajo de dos años se generó a través de la vinculación directa con los beneficiarios, entre ellos pequeños, medianos y grandes agricultores, instituciones de educación y autoridades regionales de las diferentes comunas del Biobío, lo cual es de gran valor a la hora de hacer las cosas, enfatizó el director de Ciren, Juan Pablo López Aguilera.

No dudes en utilizar estos servicios de libre acceso y disponibles en www.ciren.cl y en bibliotecadigital.ciren.cl

 

Facebooktwitterlinkedinmail
CONTACTO