Actualidad

22 / 02 / 2019

Estudio busca incorporar nuevas especies productivas en la cuenca del Aconcagua

Actualidad

El objetivo es simular posibles reconversiones de acuerdo a las futuras condiciones climáticas en un horizonte proyectado a 15, 30 y 45 años. Con el estudio se intentará aumentar el cultivo de especies como el papayo y la pecana, incluyendo otras más desconocidas como el argán.

Con un escenario de incertidumbre agroclimática que ha provocado una disminución de precipitaciones y un aumento en las temperaturas, es fundamental contar con herramientas que permitan obtener información para la correcta toma de decisiones.

Es por ello que, el Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN, gracias al financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, está realizando un estudio para incorporar nuevas especies productivas sobre la base de modelaciones climáticas proyectando su situación a 15, 30 y 45 años en la cuenca del río Aconcagua.

Quillota, La Calera, San Felipe y otras 17 comunas fueron incluidas en el proyecto que pretende anticipar la situación de los cultivos, en una zona donde actualmente el 31% de ellos corresponde a una especie con una importante necesidad de agua como lo es la palta.

“La falta de precipitaciones en la zona es preocupante y según los estudios, con los años esto va a empeorar. Lo que queremos hacer con este estudio, es que los agricultores no dejen para algunos años más el pensar qué hacer, sino que se planifiquen ahora, adelantándose y adaptándose paulatinamente a diversos escenarios, cambiando sus cultivos”, explica Alex Fernández, geógrafo de CIREN y jefe del proyecto.

Temperatura, precipitaciones y humedad relativa son alguna de las variables que serán medidas para conocer el comportamiento de especies como el pistacho, papayo, pecana, nuez de macadamia o el famoso argán oriundo de Marruecos.

“Hemos registrado cerca de 40 especies que se cultivan en la cuenca, lamentablemente hay algunas como el pistacho que tienen una participación muy baja y que quizás con estos nuevos escenarios agroclimáticos, sean una buena opción de reconversión con un alto valor comercial”, señala Félix Viveros, Director Ejecutivo de CIREN.

El objetivo de este estudio es convertirse en una guía para los agricultores, cuya información será presentada a través de un visualizador donde se podrán conocer los diferentes escenarios para las especies incluidas en el estudio.

Facebooktwitterlinkedinmail
CONTACTO