Actualidad

29 / 04 / 2020

El cambio climático y su alarmante realidad

Actualidad

Lo que está ocurriendo con el impacto del cambio climático, debiera generar una gran alerta para tomar medidas fuertes y claras. El cambio climático ya está afectando a nuestro sur, que depende mayoritariamente de las precipitaciones y la disponibilidad de agua subterránea, para el desarrollo de la agricultura.

 

Como adaptarse a un cambiante y escurridizo clima, se presenta como un gran desafío en la región. Los eventos climáticos extremos como los aumentos de la temperatura y la disminución de las precipitaciones son factores que sin duda afectan a la producción agrícola, traduciéndose en mermas importantes.

 

Específicamente en la región, un equipo de profesionales del Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN, está realizando un estudio clave para conocer el impacto de la variabilidad climática interanual sobre la producción de forraje y la capacidad sustentadora animal en las praderas de las provincias de Osorno y Llanquihue.  El trabajo permitirá determinar el estado de la producción de praderas en condiciones actuales de clima – suelo, proyectando su situación al año 2050.

 

La labor que se está realizando es de suma importancia. Resultados parciales y modelos de simulación indican que para fines de siglo las precipitaciones disminuirán cerca de un 30%. Esta baja es extremadamente relevante considerando que la región de Los Lagos sustenta gran parte de la producción de leche y carne de nuestro país. Los sistemas productivos ganaderos de esta zona se sostienen en la utilización directa de la pradera, por lo que una disminución o un cambio en la distribución de las precipitaciones durante el año afectarán directamente en la disponibilidad de forraje para los animales.

 

Ya no sólo bastará con comprar forraje, sino que las acciones a tomar tendrán que venir desde el interior del predio. Algunas operaciones podrían estar relacionadas con el uso de variedades resistentes a la sequía y altas temperaturas; considerar una producción de forraje mayor a la habitual para ser utilizada en el período estival en caso de ser necesario y hacer ajustes de la masa ganadera para evitar el sobrepastoreo.

 

Los efectos del cambio climático son un fenómeno permanente que exige la cooperación de todos y la generación de información que les permita a los productores tomar decisiones basadas en datos fiables y adaptados a su realidad, para proyectarse con mayor seguridad.

 

Eduardo Becker Marshall

Gerente de Vinculación, Productos y Servicios

Centro de Información de Recursos Naturales

Facebooktwitterlinkedinmail
CONTACTO