Actualidad

07 / 11 / 2017

Anuncian catastro en la región para medir eventual incremento de superficie frutícola

Actualidad

El proceso, que pretende recabar información sobre los cultivos frutícolas existentes en la región, ya se inició hace unas semanas y se espera cubrir todo el territorio para contar con información actualizada del sector.

 

 

Conocer y recabar información en terreno de la superficie frutícola existente en la región de Coquimbo, y con dicha información, generar políticas públicas que vayan en beneficio de ese importante sector de nuestra agricultura, es parte de los objetivos que contempla el Catastro Frutícola 2017, acción liderada por el Ministerio de Agricultura a través de sus servicios, y que en estos momentos, ya desarrolla en los campos de la región de Coquimbo.

En concreto se trata de una especie de censo agrícola enfocado en el área frutícola local – exceptuando el cultivo de uvas – con el que se pretende realizar un “completo barrido” de las actuales 25 mil hectáreas que en nuestra región, componen la superficie de cultivos frutícolas, actualizando información relevante sobre aquellas, si se ha incrementado o disminuido y los usos que se les da en la actualidad.

Sobre la mecánica del proceso, Juan Pablo López, director ejecutivo del Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, explica que  en estos momentos, son 5 los funcionarios que se encuentran ya en terreno participando del catastro.

“Básicamente se apersonan funcionarios que realizan el censo preguntándole a cada propietario qué es lo que contiene su predio desde el punto de vista frutícola”, Juan Pablo López , Director ejecutivo CIREN.

“Básicamente se apersonan funcionarios que realizan el censo preguntándole a cada propietario qué es lo que contiene su predio desde el punto de vista frutícola, pero se hace en cuanto al censo, respecto a lo que son las plantas. Acá no se contabilizan lo que son las casas, ni los canales ni nada de eso. Aquí exclusivamente se ve que uso se le da la suelo de su predio” señala López.

En ese sentido, explica que el catastro ya se inició, “pero el barrido se hace desde el norte de la región hasta llegar a Los Vilos y toda esa zona que es la parte sur de la región”.

INFORMACIÓN DE IMPORTANCIA  

Para el director ejecutivo del CIREN, la importancia del catastro frutícola no es sólo contar con información de tipo cuantitativa, es decir, si la superficie de frutales en la región, creció, se mantuvo o disminuyó, sino que, como se explicaba más arriba, reiteró que a partir de la información recabada en este censo, va a permitir a los servicios públicos ligados al agro poder contar con datos actualizados y de primera mano, al momento de apoyar a los agricultores en cuanto a la entrega de recursos y elaboración de políticas públicas.

“Ojalá nos abran las puertas los propietarios, puesto esto es algo que les sirve a ellos, pues esto es política pública”, Juan Pablo López , Director ejecutivo CIREN.

“No nos olvidemos que cuando se entregue esta información entran otros organismos para ver cómo responder a esta información, y me refiero por ejemplo, a lo que realiza la Comisión Nacional de Riego, saber si esta superficie está bien regada, y si no lo está, la acción es cómo después se elabora y aplica la política pública en esa superficie. Generamos entonces más tecnología. Por otro lado, cómo involucramos en este caso al INDAP, donde éste tiene que poner los recursos, cómo involucramos al SAG, con cómo va a ser la política fitosanitaria respecto a estos cultivos. No nos olvidemos que hemos sufrido grandes plagas, como la lobesia botrana, que afecta a las vides. Con esta información ellos pueden realmente saber cómo atacar esos problemas” explicó Juan Pablo López.

5 Son los funcionarios del Ministerio de Agricultura que están recorriendo los campos de la región llevando a cabo el catastro.

En ese sentido, recordó que el rubro frutícola de la región es de suma importancia para el resto del país, pues, junto con la fruticultura Atacama, son las que fijan los precios futuros de las exportaciones frutícolas del país, pues son las primeras en salir al mercado.

“Eso es lo importante y gravitante que tiene esto para el Ministerio de Agricultura: saber cómo es el comportamiento de la agroexportación. Por eso, ojalá nos abran las puertas los propietarios, puesto esto es algo que les sirve a ellos, pues esto es política pública. Si nos cierran las puertas es difícil que nosotros los podamos ayudar, porque no tendremos la información. Y sin información, no se pueden tomar buenas decisiones” concluyó.

Ministerio de AgriculturaIndapCIREN

FUENTE: Diario El Día, Christian Armaza.

Facebooktwitterlinkedinmail
CONTACTO