Ciren en la Prensa

02 / 06 / 2017

Ciren entregó completa radiografía de productores hortícolas de la Región de O´Higgins

Ciren en la Prensa

Desde hace tres años que la horticultura regional se ha convertido en el principal objetivo de organismos públicos y privados que ven este sector productivo como un pilar de desarrollo, sobre todo considerando que gran parte de quienes se dedican a la horticultura son familias campesinas de una alta vulnerabilidad.

Es por ello, que entre una serie de programas que abordan la horticultura local, el Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren, ganó en 2015 un Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, con el cual pretende crear un sistema en línea de completo monitoreo para la horticultura local.

El proyecto “Sistema Monitoreo Territorial Hortícola Regional”, tiene una duración de tres años y su primera fase constó de un trabajo fundamental para el agro regional: realizar un catastro exhaustivo de quienes, y cuantos son los productores del Libertador dedicados a la horticultura. Los resultados de este trabajo fueron presentados por los estudiosos a cargo del proyecto en la comuna de Rengo el pasado miércoles, un análisis que revelo importantes cifras como por ejemplo que hoy en O’Higgins existen 4.026 explotaciones dedicadas a la horticultura, todas ellas en manos de 2.436 agricultores y buena parte de estas con superficies menores a las cinco hectáreas de terreno.

“Para hacer este monitoreo de productores había que crear una base de datos regional que no existía y que era una limitante para la toma de decisiones para todos los organismos públicos porque si no saben cuántos son donde están las zonas productoras no se podía avanzar ” cuenta la investigadora Marion Espinosa quien lidera el proyecto. La académica además indica que “la única información existente de este tipo es el Censo Agropecuario de 2007 y uno puede comparar ciertos resultados con esa información como por ejemplo que tendríamos una leve disminución en el número de hectáreas dedicadas a la horticultura de – 1 %”.

Las cifras de Ciren en cuanto al territorio dedicado a la horticultura revelaron que Cachapoal es la provincia donde se concentra este tipo de productividad y que en los últimos años comunas del secano como Litueche se han unido al sector especialmente a través de la producción de frutillas. En esa linea, el principal producto horticola de la región son los tomates. En O’Higgins están plantadas 4.180 hectáreas de tomates al aire libre, y 1.018 hectareas de tomate fresco de invernadero. Muy a lo lejos les sigue el zapallo de guarda (2.051 hectáreas) y la cebolla de guarda (1.340 hectáreas).

Ahora, respecto a los principales centro de venta de estos productos, la gran mayoría se queda en la región siendo un 24% de ellos vendidos por intermediarios de la región, un 16% comercializados en los predios donde se producen, y un 13% en las ferias libres de la sexta región.

PRODUCTORES: ADULTOS MAYORES Y DE ESCASOS RECURSOS

Un supuesto que se confirmó con este catastro es que gran parte de quienes producen son personas mayores, de escasos recursos y con muy pocas hectáreas de terreno. Según los datos catastrados por Ciren, nada menos que un 20% del total de productores son personas mayores de 65 años, mientras el otro grupo etáreo importante esta conformado por agricultores de entre 40 y 50 años. Así también un 63% de los predios horticolas son arrendados y un 58% de estos tienen menos de cinco hectáreas, es decir son producidos en condiciones de extrema precariedad.

” Lo otro que descubrimos es que la mayor parte de los productores son arrendatarios más que propietarios y un gran porcentaje tienen menos de cinco hectáreas,eso los hace ser muy pequeños y en consecuencia que tengan muy pocas alternativas de crecer, no sé si decir marginados pero es dificil que accedan a escalones superiores como algunos otros Biblioteca del Congreso Nacional de Chile – 26/06/2017 Pág. 2 que ya están insertos en cadenas productivas”, detalla Espinosa quien agrega que “aun no hemos hecho el cruce con el tamaño de la propiedad, pero de nuestros datos menos de un 50% son productores Indap , o sea hay muchos chicos que no están integrados a esta red y puede ser porque no saben o porque prefieren trabajar con capital propia sin endeudarse” sostiene Marion Espinosa.

Ante este panorama, la experta indica que una buena forma de sacar a este gran número de productores de la pobreza y llevarlos a otros escalón en su negocio es a través de la asociatividad “creo que fomentar la asociatividad para crecer es la única vía para que tengan mejores precios en sus productos, porque además al ser arrendatarios es mas difícil porque como dueño de la tierra pueden pedir créditos bancarios, tienen un respaldo pero como arrendatarios es más complicado esa calidad de arrendatario no les permite optar a muchos beneficios” sentencia Espinosa.

El proyecto Monitoreo Horticola de Ciren y el GORE O’Higgins comienza ahora una segunda fase de dos años que tiene como meta la creación de una plataforma web con toda la información extraída con tal de crear un mapeo de la horticultura regional certero que sea de utilidad tanto para entidades privadas como públicas, así como también para los propios agricultores.

Fuente: El Rancagüino, Rancagua, 2017/06/02, p.12-13

Facebooktwitterlinkedinmail
CONTACTO